RUTA EN COCHE POR LOS PUEBLOS MAS BONITOS DE CORNUALLES

RUTA EN COCHE POR LOS PUEBLOS MAS BONITOS DE CORNUALLES

Cornualles es una de las regiones mas fascinantes de Inglaterra. Costas escarpadas, naturaleza exuberante, ovejas pastando en verdes prados, gastronomía, leyendas… Cornualles se rinde ante mis ojos, ¿Cómo puede una región llenarme tanto?… ¿Quizá mi inquietud hacia una región desconocida?, ¿quizá mi momento?, ¿quizá sus bellos pueblos?… Sus costas están salpicadas de pueblos con puertos pintorescos en los que la calma y el graznido constante de las gaviotas son los protagonistas. Pueblos marineros, donde por sus calles, aún se secan las redes al sol y donde la vida se fragua a fuego lento.

Los pueblos de Cornualles, muy pegados a la costa, son pintorescos a mas no poder!! Así, que lo más indicado es alquilar un coche y dejarse llevar por la curiosidad y el capricho, mientras el verde y el azul se funden a un paso del horizonte. Siempre que viajo utilizo el metabuscador de alquiler de coches Discoverycars. (Pincha aquí). Es una pasada los precios tan económicos que tienen, te sorprenderá.

Para llegar a Cornualles puedes hacerlo hasta al aeropuerto de Newquay (Cornualles), o si bien quieres cruzar el canal de la mancha en barco puedes coger el Ferry desde Roscoff o Santander hacia Plymouth (Devon).

Esta zona es mejor hacerla en coche y con mucha calma. Ya conoces el concepto Slowtravel, así que manos al volante y pongámoslo en marcha.

Pues venga, arrancamos!!! Bienvenidos a Cornualles.

 

RUTA EN COCHE POR LOS PUEBLOS MAS BONITOS DE CORNUALLES

 

LOOE

 

Looe me recibe con gotas de lluvia, así que echo mano de mi Chubasquero amarillo. No es mucha lluvia la que cae, por lo tanto se puede ver el pueblo cómodamente. El caserío de Looe lo componen dos núcleos, El Eats Looe y el West Looe. El mas interesante es el Eats Looe, que es la zona mas antigua. El coche lo aparcamos justo en la entrada de Looe. Todos los pueblecillos de Cornualles tienen un parking habilitado en la entrada. 

Es Domingo, y la gente pasea por la calle peatonal calmadamente, sin prisa, pausadamente. Hay un ambiente distendido, casi festivo. Muchos paseantes se postran frente a los escaparates de las tiendecitas con sabor British.

El ambiente huele a dulce. En la misma calle está la tienda Roly`s Fudge Pantry, donde hacen los hacen los famosos fudges, unos dulces fabricados artesanalmente en ollas de cobre que hacen la delicia de todo el que pasa.

A la altura de la mitad de la calle Fore Street se encuentra el pub “Old Saludations”, el pub del pueblo. Es de ambiente marinero y está decorado con muchísimas fotos antiguas de la pesca del tiburón. Es uno de los 5 pubs de Cornualles que te aconsejo para comer. En el viejo puerto. Calles donde rezuma el ambiente marinero, a añejo, a madera de barcos, a comida recién hecha…. Salpicadas de flores donde cualquier rincón es ideal para una foto. Callejuelas con mucho encanto, con sabor a pueblo. En este enlace puedes encontrar hoteles baratitos y cukis en Looe.

 

 

Casi todos los pequeños pueblos de esa zona tienen un río que desemboca en el mar. Looe tiene una larga pared portuaria que se extiende hasta el puente victoriano y es perfecta para atrapar cangrejos. Es una actividad ideal para hacer con los niños.

 

 

La zona del puerto es ideal para comer pescado fresco en algún restaurantes local. Comimos en el “The Plogh on the Quay”. Tienen una carta escrita a lápiz. Aquí el menú va en función de la pesca del día, así que todos los días tiene una carta diferente. Es perfecto, kilómetro cero total!!! La parte alta es ideal para tomarse algo después de comer viendo los barcos pasar.

Si no quieres sentarte a comer puedes comprar un sandwich de cangrejo. Yo lo compré en uno de esos sitios donde va la gente local. Se llama “The Sandwich Bar”. Está en uno de los callejones cubiertos que van desde la Fore Street al puerto. Delicioso y muy barato. Lo guardé para la cena.

 

POLPERRO

 

Polperro es un pequeño y tradicional pueblo de pescadores. Está situado sobre una playa escarpada. Sus  senderos costeros son perfectos para descubrir playas y calas. Polperro es uno de los lugares donde pasa el tiempo lento, donde sientes que nunca te quieres marchar, donde sus casas de piedra encaladas dan fe de su tradición marinera.

Polperro puede ser el pueblo mas coqueto de Cornualles y es perfecto para conocerlo de manera calmada. Este pintoresco pueblo, es un lugar donde las galerías de arte se mezclan con los cafés y restaurantes que definen el carácter de Cornualles.

 

 

Un riachuelo divide Polperro en dos. Bordeándolo enfilé la calle The Coombe llegué a su caserío. Tiendas de artesanía a un lado y a otro de la calle. Alguna que otra de Navidad. En este tipo de tiendas es Navidad todo el año. Casitas de piedra pintadas de blanco y adornadas con flores dan un toque festivo al ambiente. Es un pueblo Dog Friendly, así que los perros están permitidos en todos los establecimientos de Polperro.

Llegar a su coqueto puerto asombra a todos. No puede ser mas idílico. Llovía pausadamente, dando un ambiente bucólico y norteño. Al llegar al pequeño puente apreciamos la marea baja. El graznido de las gaviotas es un sonido constante y omnipresente en todo el pueblo. Picoteaban el barro y las algas buscando algún bichejo como comida. Huele a salitre. Los barcos descansaban en el fondo, esperando la marea alta para ser reflotados.

 

 

El puerto conserva el aspecto del siglo XVII, cuando los contrabandistas hacían su fechorías por estas tierras. He visitado muchos lugares, pero nunca he visto un pueblo tan coqueto y poético como Polperro.

La Calle The Warren te lleva hasta el “Heritage Museum“. Es un museo donde se exponen la historia de Polperro, muy ligada al mar y a los contrabandistas. La entrada cuesta 3 libras la entrada, los niños gratis y merece mucho la pena entrar. Puedes tomarte un café mirando el trajín del puerto desde la cafetería que está junto al museo.

Al seguir la calle hacia la montaña, llegas hasta el sendero de la costa. Polperro está enclavado entre dos grandes rocas. El puerto se cierra con unas compuertas cuando los temporales arrecian Cornualles poniendo a salvo el pueblo. Junto al espigón están amarrados los barcos de mas calado. Al bajar a la pequeña playa que se forma en la bajamar se aprecia una gran cueva. Esta hizo de refugio improvisado cuando la lluvia comenzó a arreciar con mas intensidad.

Cuando comenzó a subir la marea era ya a mediodía, así que busqué algún lugar para comer. En Inglaterra se puede comer muy decentemente en los pubs. En Polperro se encuentra uno de los pubs mas antiguos de Cornualles, el Blue Peter.

 

 

Al entrar me sorprendió su atmósfera. Es de ambiente local y siempre hay marineros tomando cervezas. Los orígenes de este pub se remontan al siglo XVI. En su época fue una cabaña de contrabandistas y es uno de los pubs mas locales que puedes encontrar en Cornualles. Tienen unos platos marineros para chuparse los dedos. Sus productos frescos, hace que sea un placer comer en este lugar. Si subes a la planta superior hay dos pequeños saloncitos. Tiene dos ventanas desde donde se ven los dos lados del puerto. Al verlas me imaginada que se sentiría al escribir un artículo un día de tempestad en ese lugar…tomando una buen sidra lógicamente, pero cuidado que hay que seguir conduciendo!! Pero si quieres tomarte mas de una sidra, en este enlace te dejo unos hoteles baratitos por si te quieres alojar en este precioso pueblo.

 

FOWEY

 

¿Recuerdas la película de Hitchcock «Los Pájaros»? Pues te cuento… la autora Daphne du Maurier es de Fowey y escribió un relato que llevaba por título Los pájaros. Hitchcock se inspiró en este relato para su famosa película del mismo título. La película estuvo ambientada en Fowey.

Al llegar a la plaza del Fowey impresiona ver tanta armonía en sus construcciones. Frente al puerto se deja notar el rosado pub King of Prusia.  Desde sus ventanas se ve la coqueta plaza repleta de flores. El edificio data del Siglo XVII y debe su nombre al contrabandista y corsario John Carter, que fue apodado el Rey de Prusia, conocido por estos lares.

 

 

El exterior del edificio aún conserva reminiscencias del pasado con sus soportales en la parte baja. En el interior todo está decorado en madera dando un toque muy acogedor. Tiene una amplia selección de cervezas y unos platos de pescados de la zona.

Caminar por sus calles es todo un placer para todos los sentidos, sobre todo para el olfato. Las famosas empanadas de Cornualles se venden en muchas panaderías de Fowey. Hay de muchos sabores, pero personalmente prefiero la tradicional.

También puedes entrar en su pequeño acuario, perfecto para los niños.

 

 

En Fowey destaca la iglesia de San Fimbarro, que data del siglo VI. Fue reconstruida en 1460 por el conde de Warwick, después de ser destruida por las tropas francesas. Está situada en el centro del pueblo.

Para salvar el Río Fowey en coche, puede hacerlo en el ferry que lleva hacia Bodinnick. Justo donde está la terminal del ferry puedes alquilar una piragua.

 

 

Me alojé en Polruan, al otro lado del estuario. Un pequeño ferry hace el transbordo hacia Fowey cada 15 minutos en la temporada estival. Al llegar te impresiona su inmaculado caserío. Casitas bajas y terrazas con flores que dan al mar. Todo muy pintoresco, muy british. Pero si te quieres alojar en Fowey aquí te dejo una lista de alojamientos muy chulis.

 

MOUSEHOLE

 

Seguimos con la ruta y hoy amanece soleado. Mis ojos se entrecierran al llegar al pequeño puerto de Mousehole. El sol se refleja en las paredes blancas de algunas de las casas del Puerto. Una pequeña tienda con la fachada encalada se distingue entre las demás. Evoca a lo que fue en antaño, un casita de pescadores. El ambiente es calmado a pesar de ser Domingo. Hay bajamar y huele a un dulzón olor a algas. Los barcos están amarrados a puerto como si durmiesen recostados después de una tormenta. Al fondo se aprecia una pequeña playa, donde niños y mayores toman el sol en un ambiente distendido. En conjunto parece una obra con acrílicos, con pinceladas de colores vivos.

 

 

Mousehole es un espectáculo. Todo el pueblo se concentra junto al puerto. Lo mejor es dejarse llevar entre sus callejuelas empedradas. Enfilo la calle del puerto junto a los coquetísimos cottages. Estas casitas guardan cierta semejanza entre ellas, algunas de piedra y otras encaladas. Mis ojos no pueden evitar mirar por las ventanas. Coquetos salones con una aureola de misticismo british. Cocinas donde parece estar cociéndose al horno algún pastel de manzana. Un ambiente hogareño que dan ganas de pasar a una de sus casas y sentarse a tomar el te de las cinco con cualquier lugareño.

 

 

Para comer en Mousehole te recomiendo el The Ship Inn, perfecto para sentarte a comer junto al fuego de la chimenea un día de tormenta, donde puedes ver a través de sus ventanas como el oleaje rompe contra las rocas del puerto. También te recomiendo el «2 Fore Street Restaurant» que sirve mariscos y productos locales. Es un restaurante relajado y elegante de estilo bistró frente del puerto y con vistas a Mount Bay. También  tiene un jardín para disfrutar de una comida al sol en verano. El menú cambia según la temporada y la disponibilidad de los productos locales. Tiene una una variedad de riquísimas opciones; desde una ensalada de cangrejo, hasta una deliciosa hamburguesa casera y filetes de lenguado de limón a la parrilla con samphire.

 

MEVAGGISEY

 

Siguiendo la costa oriental de Cornualles, llegamos a Mevaggisey. Este pequeño pueblo tienen un puerto pesquero de lo mas coqueto. Está situado en la Bahía de St. Austell y sus pintorescas calles hacen que sea uno de los pueblos mas cukis de Cornualles. Calles tortuosas y estrechas llenas de flores, que desembocan en el pequeño puerto del Siglo XVIII.

El puerto está formado por varios diques encerrados entre dos colinas, lo que hace que se aun puerto muy seguro. Hay varios restaurantes que incitan a una buena comida. Si quieres seguir callejeando y comiendo, puedes pedirte un sandwich de cangrejo en uno de los puestos del puerto. Está muy rico, por lo tanto si ya has comido te lo llevas y te lo comes en la cena, que es lo que hice yo. Al mediodía optamos por comer en el Pub The Shipp In, donde te puedes pedir un rico y tradicional fish and ship acompañado de una buena sidra.

La mejor opción para conocer el puerto de Mevagissey es bordearlo, tanto para la derecha como para la izquierda.

En la parte derecha está la lonja y seguidamente el acuario. Este pequeño acuario es gratuito. En el puedes conocer en sus peceras, las distintas especies de peces que hay en la zona. Si sigues el dique hacia delante llegas al pequeño faro, muy similar al de St Ives y perfecto para una bonita foto.

 

Bordeando el lado izquierdo del puerto llegas al museo etnográfico que es bastante interesante para empaparte de la cultura y costumbres locales. Es gratuito, pero si quieres puedes dejar un donativo para su conservación.

 

ST IVES

 

St. Ives es uno de los pueblos mas turísticos de Cornualles. Su puerto es uno de los mas animados de esta región que me tiene tan encandilada. Desde finales del Siglo XIX muchos artistas se han sentido atraídos por la luz de este coqueto pueblo.

Para visitarlo, lo mas fácil es aparcar el coche en uno de los grandes aparcamientos habilitados para los visitantes. Yo aparqué el coche en Trenwith Car Park. Es fácil aparcamiento y desde allí puedes ir a pie bajando hacia el puerto.

 

 

Callejeando se llega hasta la zona de tiendas. Hay algunas panaderías donde hacen la típica empanada de Cornualles. Al llegar a la iglesia de  «St Ives Parish Church» me sorprendo por su imponente torre. A su izquierda se se esparce el bonito puerto de arena blanquísima, flanqueado por su bonito faro.

Antes de llegar al final del puerto puedes dar un paseo por las estrechas y empinadas callejuelas llenas de flores.

 

 

Uno de los atractivos de St Ives son las focas. Para verlas te recomiendo que camines por el espigón hasta el faro. Cuando comienza la pleamar, estos dulces animalitos suelen acercarse a la costa, deleitando con sus juegos a los curiosos.

 

 

 

PADSTOW

 

Entre St Ives y Padstow, siguiendo toda la costa occidental de Cornualles, puedes hacer un alto en St Agnes y llegar hasta el faro. Allí las vistas son espectaculares.

Padstow también es uno de los pueblos mas turísticos de Cornualles. Puedes aparcar el coche en Padstow Town Car Park e ir caminando hasta el pequeño puerto, está muy cerca.

Como todos los pueblos de la región, el puerto es donde se concentra todo. Lo mejor es sentarte en uno de los bancos que se sitúan en el puerto y dejar que el tiempo pase. Las pinceladas de color las dan las embarcaciones ancladas en el puerto. El sonido de las gaviotas serán la banda sonora de tu momento.

 

 

Para comer te recomiendo «Stein´s Fish and Ship». Está cerca del aparcamiento y dicen que sirven el mejor Fish and Chips de todo Cornualles.

Cerca de Padstow y situado en un entorno espectacular sobre unos acantilados,  está el Castillo de Tintagel, muy ligado a las leyendas del Rey Arturo, dónde se dice que Isolda sufrió de amor por Tristán.

 

Dicen que cada viaje tiene su momento, pero el momento de hacer una ruta por los pueblos mas bonitos de Cornualles es ahora… Vivamos el presente actualizado!!

 

Teresa Lorenzo Reyes

Si está para ti aunque te quites… Y si no está aunque te pongas…

 

 

 

 

 

 

 

El Faro de la Jument
info@quinceweb.com

Teresa Lorenzo, viajera y bloguera. Mi pasión por viajar, conocer mundo y la buena gastronomía me llevaron a fundar mi blog. Te sorprenderá el nombre, pero la figura bucólica y mística de los faros me atrae, ¿A ti no?... Mi objetivo es enseñar que es posible viajar de una forma alternativa desde el concepto Slowtravel y por supuesto te ayudo a organizar tu propio viaje.

2 Comments
  • Alfonso
    Posted at 10:43h, 10 agosto Responder

    Precioso reportaje. Gracias.

    • elfarodelajument
      Posted at 10:59h, 06 septiembre Responder

      Es toda una experiencia hacer esta ruta en coche por uno de los parajes mas fascinantes de Reino Unido. Gracias por seguir mis pasos Alonso

Post A Comment

USO DE COOKIES

Navega tranquilo. Usamos cookies para mejorar la experiencia usuario. política de cookies

ACEPTAR

Aviso de cookies