ROCHEFORT EN TERRE, EL PUEBLO MAS BONITO DE FRANCIA

Rochefort en Terre es el pueblo mas bonito de Francia en 2016. La preservación de su patrimonio, su autenticidad y calidad arquitectónica, hace que este pueblo también esté catalogado como “Petit Cité de caractere”. Esta catalogación sirve para promover turísticamente pequeños municipios rurales con encanto e historia en Francia. Sus casas de granito del Siglo XVI y XVII con miles de flores de colores adornan sus ventanas. Piedras con historia, testimonio de su pasado medieval. Un pintoresco pueblo con encanto, enclavado en un promontorio sobre el Valle del Gueuzon, en el Departamento de Morbian, Bretaña Francesa.

Visitamos Rochefort en Terre durante nuestra estancia en la Bretaña este verano. Por la conservación, el trafico en el centro del pueblo está limitado, así que es perfecto para visitarlo con niños. En las dos entradas del pueblo hay zonas habilitadas de aparcamiento de pago para dejar el coche. Entramos en el pueblo enfilando la “Rue de Scourtets”. Cuando llegas te da la sensación de que el tiempo se ha detenido en la edad media. Miles de parterres de flores adornan sus callejuelas adoquinadas perfectamente cuidadas. Bonitas tiendas con rótulos tradicionales cuelgan de sus paredes. Talleres de artistas repartidos por las calles, que mantienen la tradición artística de Rochefort en Terre. Sus casas de granito con tejados de pizarra están muy bien conservadas. El pueblo parece el escenario de una película, en la que solo los turistas que lo visitan hacen que vuelvas a la realidad.

Al llegar a la “Place du Puits” se aprecian las casas mas antiguas. Son de los Siglos XVI y XVII y están perfectamente conservadas. En medio de la plaza está el pozo público, justo en frente de la Oficina de Turismo, adornada con flores rojas y campanillas rosas. Desde este punto coges la “Rue Saint Michel” hasta llegar a la “Place des Halles” (Plaza del Mercado). En esta coqueta plaza está el Ayuntamiento, uno de los rincones mas pintorescos, junto con la Plaza del Pozo. Desde aquí parten varias callejuelas llenas de hortensias. En una de ellas hay una pequeña fabrica artesana de garrapiñadas de avellana. Te aconsejo comprar una bolsita en la tienda.

Rochefort en Terre

Rochefort en Terre

Rochefort en Terre

Rochefort en Terre

Rochefort en Terre

Rochefort en Terre

Rochefort en Terre

LA COLEGIATA DE NOTRE DAME DE LA TRONCHAYE

Una de las callejuelas te lleva a la Colegiata de Notre-Dame-de-la-Tronchaye. Si, Nuestra Señora del Tronco, lo has oído bien, pero en cuestión de nombres de vírgenes no vamos a discutir. Nombres mas curiosos se oyen por estos lares!!! Cuenta la leyenda que la virgen se guardó en un tronco de un árbol durante la invasión normanda, por lo tanto su nombre viene de ahí. Este verano la colegiata estaba en obras pero mereció la pena verla aunque fuese así. El exterior de la iglesia personalmente tiene mucho encanto, gran parte está cubierta de hiedra y hortensias. En su portada destacan los animales mitológicos.

Rochefort en Terre

Rochefort en Terre

EL CASTILLO

Una vez que salimos por una de las puertas del pueblo, “La Porte Cadre”, subimos al Castillo. Su construcción se debe a una necesidad estratégica para controlar la vía de acceso. Esta, conectaba la costa con el interior de la región. Fue destruido durante la Revolución Francesa pero reconstruido en el Siglo XV por el pintor Alfred Klots. Este artista fue uno de los causantes del renacimiento del pueblo. La entrada del Castillo está custodiada por grandes árboles. Después de cruzar su muralla nos topamos con el Castillo a la izquierda y con un gran pozo de granito que custodia el patio. El Castillo es de dos plantas con torreones exagonales de piedra de granito. Las paredes están cubiertas de rosales y en sus parterres crecen las hortensias. Junto al castillo hay una ermita que penosamente aguanta el paso del tiempo.

Rochefort en Terre

Rochefort en Terre

Rochefort en Terre

Las costumbres, la gastronomía, la vida cotidiana, la arquitectura, la cultura… son atractivos que contribuyen al desarrollo socio-económico de los pueblos. Pero… Rochefort en Terre reclama un equilibrio por el turismo sostenible. Es una pena de que este pueblo se haya convertido en un pueblo para turistas. Con tantas tiendas enfocadas para los visitantes, ha perdido la esencia rural que unos años atrás conservaba. Pero paradojas de la vida…. Buscamos exclusividad y que sobre todo pueblos donde no nos molesten los turistas ni las tiendas de souvenirs, siendo nosotros mismos turistas o viajeros al mismo tiempo!!!

Al caer la tarde, los turistas desaparecen del pueblo, por lo tanto, este se convierte en un lugar ideal para saborear ese encanto. A esa hora, Rochefort en Terre es perfecto para deambular fotografiando cada bello rincón. Nada mejor para descansar que tomar un aperitivo en uno de los pequeños cafés con sus patios floridos en el interior.

Teresa Lorenzo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



Teresa Lorenzo, madre, viajera y bloguera. Mi pasión por viajar, conocer mundo y la buena gastronomía me llevaron a fundar mi blog, que toma el nombre de un faro fabuloso y con historia. Mi objetivo: enseñar que es posible viajar con niños y disfrutar de maravillosas experiencias en familia.


'ROCHEFORT EN TERRE, EL PUEBLO MAS BONITO DE FRANCIA' Tienes 1 comentario

  1. 9 octubre, 2016 @ 12:07 Andorreado por el mundo

    Hola Teresa.
    Bellísimo el pueblo, no teníamos ni idea de su existencia, gracias por la información.
    Saludos amiga

    Reply


Realiza un comentario

Your email address will not be published.

Website Protected by Spam Master


*

Tanto los textos como las imágenes de esta web pertenecen a la autora del blog de viajes El Faro de la Jument Teresa Lorenzo. Se podrá reproducir citando bajo licencia Creative Commons con el consentimiento previo de la autora.

CREATIVE-COMMONS Creado por Quinceweb.com

USO DE COOKIES

Navega tranquilo. Usamos cookies para mejorar la experiencia usuario. política de cookies

ACEPTAR

Aviso de cookies