VISITA AL FARO DE CHIPIONA, EL MAS ALTO DE ESPAÑA

Sus 344 escalones no impidieron que una calurosa mañana de finales de Junio subiera por tercera vez al Faro de Chipiona. Hacía meses que pensaba subir, pero nunca encontraba el momento. Me decía una y otra vez “la semana que viene” y sucesivamente lo posponía. Mi amiga Debra Dorn, del blog de cocina The Saffron Girl estaba de visita en mi casa en esos días. Ella no había visitado antes el faro, así que era la excusa perfecta para subir al Faro mas alto de España. Cámaras en mano nos dirigimos al Faro con la intención de echar un rato agradable y de conocer un poco mas sobre la historia del monumento que representa a mi pueblo, Chipiona.

Para hacer una visita previamente hay que hacer una reserva en la Oficina de Turismo, situada en el Castillo de Chipiona. Organizan visitas guiadas en grupos de 15 personas como máximo, para lo que hay que abonar 5 €uros.

La visita comenzó con una pequeña explicación de Antonio, el guía de la Oficina de Turismo de Chipiona, en el patio cubierto de la entrada del edificio. Esta zona está habilitada como zona de exposición, donde pueden verse balizas y boyas, así como paneles que describen la señalización marítima, su funcionamiento, sus características y su importancia para la navegación. En la misma se pueden ver fotos antiguas del faro y del ingeniero Jaime Font y Escolá, creador del proyecto de construcción y director de las obras de este magnífico y singular monumento.

Una de las curiosidades del patio cubierto es un aljibe en el centro y 4 grandes maceteros donados por la reina Isabel II, en los que se puede apreciar el escudo de la reina. Como casi todos los faros de España se mandó construir durante su reinado, en un programa llamado Primer Plan de Alumbrado Marítimo de 1847, llevado a cabo por el primer ministro O´Donell con la finalidad de iluminar la oscura costa española, por aquellos tiempos ausentes de señales marítimas.

La planta superior está formada por una galería a la que se accede a la vivienda de del farero.

Faro de Chipiona

Faro de Chipiona

Faro de Chipiona

Faro de Chipiona

Faro de Chipiona

Comenzamos a subir?….. pues seguidnos!!

A la torre se sube por una escalera de caracol cerrada que impide que se tenga sensación de vértigo, como me ha pasado al subir a otros faros en los que la escalera es abierta. En el centro de la torre existe una zona hueca cuya finalidad era, en los faros de petróleo o de gas anteriores a la electricidad, la de alojar el mecanismo de giro, en el que se hacía girar el faro mediante la caída de un peso. En la parte de arriba existe una máquina de relojería que produce el giro, muy semajante a un reloj de cuco.

Las paredes de la torre del faro están hechas con piedra ostionera extraída de la cercana playa de Las Canteras, que con el paso del tiempo se han ido soldando entre si, lo que convierte al faro en una sólida roca de 60 metros de alto. Hubo un tiempo en que las paredes estaban cubiertas de cemento y pintura plástica azul pero se chorrearon y se dejaron limpias, quedando con su aspecto original de piedra.

Los escalones son de cemento y por su altura son bastante cómodos, así que la subida no se hace tan pesada. En la visita se hacen dos paradas que coinciden con algunas ventanas, en cuyos huecos se han habilitado bancos en los que poder descansar.

Para acceder a la linterna del faro hay que subir por una escalerilla de metal bastante empinada en la que hay que utilizar las dos manos para agarrarse a los pasamanos dada su dificultad. Al llegar arriba la luz de la mañana te ciega al mirar la cúpula, donde se entremezclan  los rayos entre los prismas de la linterna.

Por una pequeña puerta se accede al exterior de la cúpula, en el que se puede contemplar la magnitud que alcanza al llegar a la cima de este faro de primer orden, vistas que dejan boquiabierto a cualquier visitante.

Lo primero que se ve al salir es un pequeño faro blanco sujeto a la baranda que hace las mismas funciones que la linterna interior. Este es un faro de reserva, así que el Faro principal está muy bien preparado en caso de avería.

En primer plano, el caserío de Chipiona con sus cuadriculadas azoteas pintadas de rojo-vino. Si coincide con marea baja se pueden apreciar los curvilíneos corrales de pesca, una técnica de pesca artesanal muy común en Chipiona que aprovecha la bajamar para la captura del pescado. Al fondo Sanlúcar de Barrameda y el Parque Natural de Doñana.

A mar abierto y no muy lejos de la costa se aprecia la “Piedra de Salmedina”, un arrecife que solo es visible con la bajamar y que fue durante muchas épocas azote de los navegantes, dado los numerosos pecios de navíos descubiertos en esta zona de la costa. Estos intentaban hacer la travesía por el río hacía el Puerto de Sevilla y quedaban encallados en la “Piedra de Salmedina”.

Los suaves tonos de azules y verdes te hacen divisar la línea imaginaria entre el océano y la desembocadura del Río Guadalquivir.

A los pies del faro la Playa de Regla, de finísima arena blanca que hace el delirio de los miles de visitantes en la época estival, aunque cada vez mas, Chipiona es un municipio que está invirtiendo en alargar la temporada veraniega y así disminuir la estacionalidad.

El tiempo estimado para estar en la parte mas alta del faro es de 15 minutos aproximadamente, y sí….. se hace corta… las vistas desde arriba son espectaculares.

Sin duda subir al faro mas alto de España, es una agradable experiencia que merece la pena vivir.

Faro de Chipiona

Faro de Chipiona

Faro de Chipiona

Faro de Chipiona

Faro de Chipiona

Faro de Chipiona

Faro de Chipiona

Faro de Chipiona

Faro de Chipiona

Faro de Chipiona

Faro de Chipiona

Faro de Chipiona

Fotografía: Debra Dorn, Cristóbal Santos y Teresa Lorenzo

Agradecimientos al Cronista de la Villa Juan Luis Naval Molero y a Rosalía Salguero Castro.



Teresa Lorenzo, madre, viajera y bloguera. Mi pasión por viajar, conocer mundo y la buena gastronomía me llevaron a fundar mi blog, que toma el nombre de un faro fabuloso y con historia. Mi objetivo: enseñar que es posible viajar con niños y disfrutar de maravillosas experiencias en familia.


'VISITA AL FARO DE CHIPIONA, EL MAS ALTO DE ESPAÑA' Tienes 1 comentario

  1. 4 Mayo, 2017 @ 18:28 clara

    Hoy ha sido la primera vez que hemos subido al Faro. Nos daba miedo, por los niños que aún son muy peques, pero hoy han sido ellos los que querían subir y de hecho, el más peque ( 3 añitos) ha subido y bajado sin problema y una vez abajo, ha seguido corriendo….. Había muchísimo aire( iban a suspender las visitas ) así que no me he atrevido ni a sacar la cámara por si se me volaba pero ha sido una pena porque las panorámicas eran absolutamente espectaculares. Si alguien tiene fotos del faro y sus panorámicas ( y no le importa compartir ) por favor que las suba o me las pase !!!! Visita, en definitiva, totalmente recomendable

    Reply


Realiza un comentario

Your email address will not be published.

Website Protected by Spam Master


*

Tanto los textos como las imágenes de esta web pertenecen a la autora del blog de viajes El Faro de la Jument Teresa Lorenzo. Se podrá reproducir citando bajo licencia Creative Commons con el consentimiento previo de la autora.

CREATIVE-COMMONS Creado por Quinceweb.com

USO DE COOKIES

Navega tranquilo. Usamos cookies para mejorar la experiencia usuario. política de cookies

ACEPTAR

Aviso de cookies