SOPA DE GALERAS DE CHIPIONA

Preparación sopa de galeras / Cristóbal Santos.

En otras localidades se hace más en colorado, con tomate y pimiento, por ejemplo. Pero en Chipiona se elabora en blanco y el sabor de la sopa es exquisito, mucho más puro y muy marinero. Es un plato típico que sabe a mar y pueden probarlo muy bueno en la zona, por ejemplo, en Casa Paco (taberna marinera situada en el Puerto Deportivo de Chipiona). Si quieren probarlo en una versión distinta (tampoco está mal), una buena opción es La Gitana (Plaza Cabildo, Sanlúcar). No obstante, no siempre tienen estos platos en la carta ya que depende de que haya género en la lonja y eso va por temporadas.

Tradicionalmente se ha asociado a Sanlúcar, quizá porque es una ciudad más grande con mucha tradición gastronómica que sabe exportar lo bueno de sus fogones, pero este plato ha sido elaborado desde muy antiguo en Chipiona y es muy habitual en casas de gente humilde. No en vano, la sopa se compone principalmente de pan y caldo de galeras. Se suele decir, cuando hay galeras que vienen no muy llenas que son (como pasa con las gambas), muy buenas para caldo. Desde luego que, si tienen galeras buenas (con coral incluido) no va a pasar nada porque aprovechen el caldo para hacer sopa. ¡Muy al contrario, de lo bueno siempre sale bueno!

La galera fue durante mucho tiempo un marisco poco valorado, pero el paso del tiempo la ha puesto en su lugar y hoy es reconocido como un auténtico manjar (aunque no tan extendido como la gamba o la cigala) y aunque es menos apetecible en su apariencia externa es de una carne extremadamente sabrosa. Puede comerse cocida (lo más habitual), pero también a la plancha con sal.

Hoy os voy a proponer que probéis este plato, que además es relativamente barato y sencillo de preparar. Ya sabéis, si vais a la pescadería y encontráis galeras (squilla mantis o carabela valenciana en el mediterráneo) no dejéis pasar la oportunidad.

Galeras de Chipiona. Fotografía de Cristóbal Santos

INGREDIENTES Y FORMA DE PREPARACIÓN

Galeras, pan (preferible pan de pueblo), pimienta, una o dos cebolas frescas, tres o cuatro dientes de ajo, aceite de oliva virgen, un poco de perejil y una hoja de laurel. Se refríe la cebolla y el ajo, luego se le echa el perejil y el laurel cuando ya estén bien pochaditas. Se cuecen las galeras con agua y sal, se cuela el caldo resultante y lo agregamos sobre el pan, que debemos tener cortado previamente. Dejamos el pan remojar un poco en el caldo y luego lo volcamos sobre el refrito que hemos preparado. Le ponemos un poco de pimiento, removemos y machacamos si es necesario con una cuchara de madera. A la hora de presentarlo se puede poner con una galera encima (pelada o sin pelar). Hay gente que pela las galeras y las echa en la sopa y otra gente (como yo) que prefieren comerlas por separado. La sopa tiene suficiente sabor por sí sola y la galera es exquisita.

Cristobal Santos Sáenz

Rica sopa de Galeras. Fotografía de Cristóbal Santos



Teresa Lorenzo, madre, viajera y bloguera. Mi pasión por viajar, conocer mundo y la buena gastronomía me llevaron a fundar mi blog, que toma el nombre de un faro fabuloso y con historia. Mi objetivo: enseñar que es posible viajar con niños y disfrutar de maravillosas experiencias en familia.


'SOPA DE GALERAS DE CHIPIONA' Realiza un comentario.

Se el primero en comentar este post!

Realiza un comentario

Your email address will not be published.

Website Protected by Spam Master


*

Tanto los textos como las imágenes de esta web pertenecen a la autora del blog de viajes El Faro de la Jument Teresa Lorenzo. Se podrá reproducir citando bajo licencia Creative Commons con el consentimiento previo de la autora.

CREATIVE-COMMONS Creado por Quinceweb.com

USO DE COOKIES

Navega tranquilo. Usamos cookies para mejorar la experiencia usuario. política de cookies

ACEPTAR

Aviso de cookies